Implantación Reestructura de UTE

En Octubre de 2013, luego de más de cuatro años de trabajo que desembocaron en un proceso bastante escabroso, se terminó aprobando el proyecto de reestructura de UTE, de ahí en más quedaba por delante una nueva etapa que determinaría como se iba a implantar. Sin dudas que quedaron muchas cosas pendientes, es más..., uno de los aspectos sustanciales que enmarcaron la aprobación  del proyecto fue que se “iban a continuar negociando las diferencias”.

AUTE desarrolló un acertado proceso de discusión interno que propició la elaboración de un PLAN DE TRABAJO que fuera aprobado en un Congreso de delegados realizado en Febrero de 2014.

Ese PLAN DE TRABAJO contemplaba la necesidad de que el proceso de Implantación fuese Ordenado, que tuviese las garantías necesarias para los trabajadores, y estableciera claramente el proceso y formas de la discusión de los aspectos a corregir.

A su vez, es necesario remarcar que hubo que encarar con responsabilidad y compromiso un proceso interno que “recompusiera” al sindicato de un proceso de discusión del proyecto del que había salido bastante golpeado..., recuperar la confianza de los trabajadores en la herramienta sindical, y generar pautas de trabajo en la más sólida unidad se tornaba imprescindible.

El proceso de discusión y negociación con UTE tuvo bastantes dificultades, sin duda que la propuesta del Sindicato distaba mucho de la implantación que se había definido por parte de UTE allá por Diciembre de 2013.

El paro y la movilización del 24 de abril lograron catalizar un proceso que pasó por reuniones de NIVEL 1, convocatorias al MTSS, instancias de negociación específicas con el directorio, etc. Pero por sobre todas las cosas, el proceso fue nutrido con el más amplio involucramiento de los trabajadores de UTE en sus respectivas asambleas de Base, generando propuestas, mandatando a sus delegados al Congreso, etc.

Todos tuvimos que involucrarnos para que fuera un proceso de discusión organizado, pero es de orden un reconocimiento especial para aquellos compañeros que vieron cómo se aplazaba la implantación y por lo tanto la aplicación de alguna mejora salarial, fue un esfuerzo importante pero sin ese esfuerzo no se hubiese podido avanzar en unidad.

Salud Compañeras y compañeros, con el esfuerzo y el compromiso de todas y todos será siempre la única forma de conquistar nuestros objetivos.

Acta de entendimiento UTE-AUTE